Imitadores de Leche

Imitadores de Leche

Las bebidas a base de arroz, soya, y almendra, gozan de gran popularidad por presentarse como alternativas de la leche de vaca tradicional que uno encuentra en la sección de productos lácteos en los supermercados. Así estés buscando dichas bebidas por motivos de salud o por sabor, es importante tener en cuenta que existen diferencias nutritivas entre la leche de vaca y las bebidas alternativas que hay que considerar al momento de decidir lo que sea mejor para ti. Las bebidas imitadoras de la leche son elaboradas con sustancias fortificadoras además de diseñadas para igualar el contenido nutritivo de la leche de vaca. Por lo general, estas bebidas alternativas son más costosas y a menudo cuentan con una lista larga de ingredientes añadidos. De hecho, las imitaciones de la leche, debido a su elaboración, no pueden considerarse como “leche”, y por naturaleza, no equivalen a la leche de vaca en cuanto a su valor nutritivo.

La leche que produce la vaca es la bebida más natural, sana y nutritiva existente que ofrece un sinfín de beneficios para la salud. Las personas que toman leche tienden a gozar, por lo general, de dietas de mayor calidad, y si eliminan la leche de las mismas les sería mucho más difícil lograr el nivel adecuado de nutrientes que necesitan.

A medida que el país se preocupa más por reducir el número de calorías consumidas, los productos lácteos presentan sólo el 10 por ciento de las calorías en la dieta americana. Un solo vaso de leche contiene nueve nutrientes esenciales, difícil de encontrar en otras comidas. Por sólo 25 centavos por porción, la leche igualmente es la opción más económica al brindar más nutrientes por centavo comparado con casi la mayoría de las otras opciones en bebidas existentes.

Las imitaciones de la leche, como las bebidas a base de almendra o soya, contienen más de 10 ingredientes, entre ellos sal, y hasta azúcar añadida. La leche de vaca por otra parte, es pura y sencilla, y por ende tampoco tiene antibióticos. Además, cada vez que te tomas un vaso de leche, sin importar la marca de leche que escojas, ese vaso de leche cuenta con los mismos nutrientes fabulosos. Las bebidas que imitan la leche contienen sustancias fortificadoras para imitar la composición nutritiva de la leche y no existe un estándar para poder identificar una marca de la otra. Por su parte, la leche tiene que cumplir con estándares federales de composición para asegurarle al consumidor de que está gozando del mismo contenido nutritivo por cada ocho onzas que ingiera.

Por qué la leche es importante?

A veces, la leche es llamada “el alimento más perfecto de la naturaleza.” ¡Y este apodo es difícil de refutar cuando uno toma en cuenta los nutrientes poderosos presentes en cada vaso!

Primero, la leche ofrece más nutrientes por cada centavo que casi ninguna otra bebida disponible en el supermercado y es uno de los alimentos más nutritivos en su lista de compras. La leche es una estupenda fuente de calcio y es naturalmente rica en vitamina B12.

La leche también provee un conjunto de nutrientes naturales que ni la soya ni otros alimentos fortificados con calcio pueden superar.

La ciencia ha demostrado que consumir por lo menos tres porciones de leche, queso o yogur al día no tan sólo les ayuda a cumplir con sus requisitos diarios de calcio, sino que también pudiera reducir el riesgo de enfermedades crónicas como la osteoporosis, la obesidad y las cardiopatías. La leche, el queso y el yogurt bajos en grasa y sin grasa son ricos en nutrientes y contribuyen significativamente a la nutrición de los americanos. Los expertos en nutrición están de acuerdo en que la leche y otros productos lácteos son una fuente importante y práctica de nutrientes esenciales para todas las personas – incluyendo las que tienen intolerancia a la lactosa.

Intolerancia a la lactosa

Si usted está considerando una alternativa a los productos lácteos porque cree que pudiera estar padeciendo de intolerancia a la lactosa, considere productos lácteos sin lactosa. Éstos proveen los mismos beneficios nutritivos que los alimentos lácteos tradicionales, salvo que en este caso la lactosa (azúcar láctea) ya está desdoblada para su consumo. Hay muchos productos lácteos sin lactosa disponibles en la sección de los productos lácteos en la mayoría de los supermercados, incluyendo productos con contenido de grasa reducida, baja en grasa, y sin grasa, además de leche achocolatada, helados y requesón. Un estudio de degustación llevado a cabo con 893 adultos, de 18 a 64 años de edad, demostró que leches sin lactosa calificaron mejor en cuanto a su gusto y agrado que los de las bebidas a base de soya.

Calcio

Onza por onza, la leche es la mejor fuente de calcio por su dinero. A diferencia de la leche, las bebidas sustitutivas suministran poco calcio y, por ende, tienen que ser reforzadas para hacerlas ricas en calcio. Dependiendo de la marca, las compañías de bebidas de soya usan métodos diferentes para reforzar sus productos y no existe un estándar federal en cuanto al perfil nutritivo de este producto.

Absorción de calcio

La absorción de calcio de las bebidas sustitutivas depende del tipo de refuerzo de calcio empleado. Algunos refuerzos permiten una absorción de calcio similar a la de la leche de vaca, mientras que el calcio de otras bebidas sustitutivas puede ser absorbido hasta un 25 por ciento menos que el calcio presente en la leche de vaca. Los fabricantes de bebidas sustitutivas no están obligados a revelar cuál refuerzo usan, lo cual les dificulta a los consumidores el poder tomar buenas decisiones. Además, el calcio de las bebidas sustitutivas tiende a asentarse en el fondo del recipiente y aún agitando el recipiente el mineral no se distribuye en el producto completamente. En realidad, se necesitaría el equivalente a un agitador de pintura de ferretería para lograr suspender el calcio en la solución.

close

SUSCRIBETE

a nuestra lista de correo electrónico para
recibir noticias importantes y actualizaciones

Nosotros protegemos tu información personal.
Lee nuestra política de privacidad.

cow